KUCHIYO RECOMIENDA

© Foto: Helena Dimas



SOBRE EL SENTIDO DE LA VIDA EN GENERAL Y DEL TRABAJO EN PARTICULAR, Yun Sun Limet (2016)

Pensamiento y sentimiento descrito a modo de correos electrónicos para formar un libro y cuyo título describe perfectamente el tema a tratar. Solo estas palabras bastarían para hacer la reseña.

Trabajo y sentido de la vida, dos conceptos íntimamente ligados al parámetro tiempo. A partir de aquí el libro destaca dos líneas fundamentales. Una: el acecho de la enfermedad como premonitoria del fin de la vida, del fin de nuestro tiempo, y que en este caso hace que los pensamientos se vuelvan hacia lo importante a lo trascendental. Y dos: un estudio sobre la concepción cultural y sociológica del trabajo a lo largo de la historia y lo que ha ido implicando en nuestro sentido de la vida y por ende en la búsqueda de la felicidad. El trabajo como eje central de nuestra vida. 

En el libro la autora se hace preguntas que todos deberíamos hacernos.  ¿El trabajo da la felicidad o es una celda?, ¿nuestra existencia depende del trabajo?...

Descubrir que el sistema mercadea con nuestro tiempo, que nos dicen cuanto, cuando y donde trabajar, cuanto, cuando y donde ir de vacaciones, cuando jubilarnos, cuando y cuantos hijos tener, irse de casa, que comprar, etc.,  que anula nuestra capacidad de decidir. Descubrirlo supone cambiar los valores, el dinero ya no es el más importante, supone decidir, decidir sobre la propia existencia, supone la búsqueda del sentido de la vida, supone la búsqueda de la felicidad.





TODA UNA VIDA, Robert Seethaler (2014)

Toda una vida en unas pocas hojas. Sencillo, esquemático pero contundente, reflejando toda una vida con su contexto histórico, social, económico, y todos sus cambios transcurridos. Siendo el hilo conductor el sentir, y sobre todo, la soledad de un ser humano frente a la vida.

Me gustan las historias que devuelven al ser humano a lo que es; un sencillo ser vivo que es obligado a adaptarse a las aventuras y avatares de la vida, aferrado a su naturaleza, al placer de las cosas simples que ofrece la vida y aferrándose a aquello que le marcó y que le da sentido al despertarse cada día.

Me gustan las historias que no tienen fin, es decir aquellas donde el final no importa, donde la historia es el eje central que te hace sentir, te obliga a pensar, que te hace estar vivo y por ende, ser infinito.

Basta ya de simplismos donde el bueno mata al malo.

¡Vaya país¡ ¡Vaya mundo¡





CEREZOS EN LA OSCURIDAD, Higuchi Ichiyo (1872-1896)

Dame la frescura de quien vive la vida con intensidad, aunque sea azarosa, y sabe expresarla con suavidad con ligereza, con sencillez. Da gusto encontrarse con perlas así, que aun describiendo la crudeza de las normas sociales o los bajos fondos del Japón de finales del siglo XIX, es capaz de hacerlo con ingenuidad y con la sutileza de un kimono de seda.

Tras un prólogo extenso y brutal, cargado de datos de todo tipo, donde aprendes casi más de Japón que todo lo que te puedan enseñar en cuarenta años de educación pública, está uno deseoso de adentrarse en el libro. Y descubrir encandilado, a través de los relatos en que está compuesto, como una la sociedad marca el destino de las personas con normas excluyentes que diferencien a unos de otros. Da igual la sociedad japonesa del siglo XIX, o la España del siglo XXI, en eso hemos evolucionado poco, se sigue remarcando la clase social y excluyendo según la procedencia de las personas, aunque nos llenemos la boca con democracias.

La autora nos lleva en sus relatos a esa sociedad marcada a través de los sentires y sentimientos sobre todo a través de sus mujeres, bien sea en su fase niña, adolescente, o como madres o abuelas, haciéndonos sentir su agobiante atmósfera y siempre sorprendiendo en cada relato tanto en forma, estilo, como en los giros argumentales.
“Mi amor es como un puente de un solo tronco sobre un arroyo estrecho de la cañada. Me da miedo cruzarlo, pero si no lo cruzo… no puedo ver a quien me gusta. (Canción popular japonesa incluida en el libro.) 




AGENCIA GENERAL DEL SUICIDIO, Jacques Rigaut (2017)

Curiosa reflexión sobre la vida y la muerte a través de un puzle de fragmentos llamada antología poética, de un personaje no menos curioso como Jacques Rigaut, más concretamente de su obsesiva vida en busca de la muerte y como tema fundamental el innombrable suicidio. ¡Qué difícil encontrar siquiera la palabra suicidio en cualquier referencia que se busque de este libro u similares!

Textos llenos de alegorías internas de un personaje atormentado, de críticas ironías (sólo el título ya da una idea) contra una hipócrita sociedad donde entre muchas otras incongruencias siquiera se puede discutir sobre acabar la propia vida de uno. Es curioso como sociedad cuando matar a alguien puede ser una heroicidad, véase cualquier guerra, o una obligación moral y defensa de la sociedad, como la pena de muerte en muchos países, pero es execrable que un individuo decida acabar con su vida sea el motivo que sea.

Du du du, da da da…. Dadaísmo. Odiado, amado, snob, librepensador, al menos hace que algo se remueva por ahí arriba.





ANTOLOGIA POÉTICA, Jaime Sabines (2008)

Poeta de lo extremadamente cotidiano, que hace que precisamente esos momentos cotidianos lleguen a la trascendencia de: el amor, la vida, la muerte, lo que interesa vivir, lo que hace interesante a la vida. O que los temas trascendentales sean todo lo cotidianos posible, sentir a cada momento y que la rutina sea eso, sentir.

Toda esa cotidianeidad se ve reflejada con un estilo sencillo, coloquial directo, con un ritmo desbordante, donde lo fundamental es destacar lo bello de lo humano contra la odiosa decrepitud inevitable de los mismos bien sea para el cuerpo o para el alma. Lo importante es sentir hasta el hastío, sin tapujos. Vitalidad por todos lados incluida la contradictoria vitalidad que habla de la muerte y el desamor y nos invita sencillamente a sentir.

Si te gusta la poesía lee a Sabines, si no te va o no te gusta, prueba a leer a Sabines.




MÉXICO: JUAN RULFO FOTÓGRAFO, Juan Rulfo (2001)

Textos de: Carlos Fuentes, Margó Glantz, Jorge Alberto Lozoya, Eduardo Rivero, Víctor Jiménez. Erika Billeter.

Tan espectacular en su faceta como escritor como en la de fotógrafo, a través de esta revisión que incluye textos de los célebres arriba mencionados que dan visiones concretas, concienzudas, y con casi amor, diría, y un buen número de fotos se ve a Juan Rulfo y se evidencia el total paralelismo en los dos artes.

A través de las fotos se vive a Pedro Páramo, se sitúa uno en Comala y revive cada uno de sus muertos personajes, se vive pero con poesía el famoso realismo mexicano, se vive su sencillez mostrando un México en conflicto. Paradoja que se reproduce cuando Rulfo muestra las ruinas eternas frente a la novedad ruinosa, el amor que ha decidido no sepultarse, la belleza de las formas que se niegan al olvido. O por seguir con las paradojas, en Pedro Páramo reproduce lugares, los encuadra, los captura cual placa fotográfica y sobre todo de los rostros se expresan un recuerdo, consiguen permanecer en un solo momento de su temporalidad, mientras las fotografías borbotan palabras, discursos, un libro, una forma de ver la vida.

Invita a descubrir la luminosidad de las sombras, tanta calma, tanta belleza, tanta luz.




LA MEMORIA BIOCULTURAL, Víctor M. Toledo y Narciso Barrera-Bassols (2008)

La importancia ecológica de las sabidurías tradicionales. Así rotula el subtítulo del libro, aunque se queda corto y con falto de contundencia en su enunciado.

A pesar de que en cierto momento nos abruman datos técnicos y con una especificidad que a veces hace muy difícil ubicarnos, esto sólo ocurre en los ejemplo prácticos de sabidurías indígenas de diferentes partes del mundo. El resto del libro habla con la sabiduría de un anciano, aunque hoy nuestros ancianos ya no son reconocidos como fuente de la misma.

El libro habla de una cuestión ideológica donde la ideología del progreso desarrollo y modernización que es intolerante con el pasado y niega la capacidad de reconocerlo y por ende deja a la especie desprovista de conciencia frente a la biodiversidad cultural.

Basado en la idea de que la memoria de la especie humana se descompone en tres: genética, lingüística y cognitiva que hace que el ser humano tenga tanto a nivel individual, pueblo y como especie, memoria biocultural con la biodiversidad como bandera. Por contra encontramos una vida instantánea incapaz de recordar, cautiva del presente, excluyente y buscando la acumulación y concentración de riquezas.

“¿Dónde está el conocimiento que perdemos con la información?, ¿dónde está la sabiduría que perdemos con el conocimiento?” T.S. Elliot




COSAS QUE LOS NIETOS DEBERÍAN SABER, Mark Oliver Everett (2009)

Título de un libro, de una canción, de un grito de la vida ante la muerte. Título de una vida, de una actitud ante la vida, de la reflexión de quien se ve en un mundo que no comprende, de cómo la casualidad o la causalidad hacen que a pesar de todo uno consiga saber que está vivo.

Un libro que explica la vida a través de la música o la música a través de la viva, o de la muerte. El autor destripa su vida y la va poniendo en su música y en sus letras como única forma de supervivencia que él conoce, como única forma de salvación ante sus desgracias e incomprensión de su lugar en el mundo. Con una ironía macabra relata el contraste entre sus desgracias y la fortuna que le viene al expresar sus sentimientos con la música, a pesar del papel de las discográficas, reiterado el valor del vender por encima del artístico y de cualquier otro.

En cualquier momento uno siente del libro, de una de sus letras, uno recuerda cualquier  de su vida, incluidos los rutinarios o los más crueles, que relata con igual cruenta sinceridad.
La vida le marca la vida, o más bien su extrema necesidad de cambio constante, de muertes y vidas constantes dentro de una vida, o su bipolaridad, o su soledad compartida, toda una oda a lo efímero y fantástico del ser humano.

Así es la vida, un segundo lo puede cambiar todo.

P.D. ¿¡Cuántas veces escribí la palabra vida en estas líneas!?




DESEO DE SER PUNK, Belén Gopegui (2009)

"Sitting Bull ha muerto: no hay tambores que anuncien su llegada a las Grandes Praderas." Deseo de ser piel roja, Leopoldo María Panero.

Historia de incomprensión del ser frente al mundo a través de la música, o con la música como instrumento para esconderse de la soledad que esto produce. La rebeldía adolescente frente al mundo adulto, qué lástima que nos enseñen a elegir entre ser rebeldes o ser adultos. La historia de la música como motor de sentimientos, de sueños. Da ganas escuchar ese disco y dejarse llevar por la imaginación.

La rebeldía como forma de reivindicar el ser y el lugar en el mundo, marcando claramente lo humano frente lo artificial, tanto en lo material como en la inmaterial música, (la música de verdad, no los sonidos empaquetados que nos venden y hacen pasar como tal). Nos emperramos en hacer todo accesible con la tecnología a costa de la pérdida de identidad tanto de las cosas como de nosotros mismos.
Libro de fácil lectura donde poco importa el principio, o el final de la historia, atrayente capítulo a capítulo con sentidos y sentimientos disfrazados de viejas y no tan viejas canciones como hilo conductor.

Siempre me gustó bailar sólo con la música que sonaba en nuestras cabezas.




EL LARGO VIAJE DE UN TRIÁNGULO AZUL, Bienvenido Maquedano (2016)

Una de las principales armas para saber quiénes somos, bien sea a nivel personal, a nivel pueblo, a nivel humanidad, es la memoria. Algo caro de encontrar en este mundo moderno que nos obliga a renovarnos constantemente y olvidar lo antiguo, la obsolescencia programada llega hasta el ser.

Bienvenido, no solo se atreve a rescatar un trozo de su historia personal, que recuerda a su familia, la historia de su pueblo, Puente del Arzobispo, que obliga a recordar quienes fuimos como país en nuestra guerra civil que todavía divide, y que enseña las vergüenzas de esta Europa sin humanidad y sin memoria de quienes fuimos con los campos de exterminio de la segunda guerra mundial, sino que se atreve a intentar contársela al mundo.

Aventuras y desventuras de un viaje iniciático, tanto a nivel viajero como en su búsqueda personal, cargado de detalles y datos históricos, donde contrasta no sin un poco de humor, la humanidad constatada con los personajes de su periplo, con los horrores crímenes y sufrimientos a los que su abuelo fue sometido en los distintos campos de concentración, en el que posiblemente podría haber sido el mismo recorrido.

Sobrevive quien tiene memoria.




VIAJE ALUCINANTE, Isaac Asimov (1966)

Del gran Asimov, historia en plena guerra fría, una excusa más de la humanidad para odiarse simplificando las ideas, donde una vez más la ciencia sirve para fomentar el miedo y la destrucción del vecino solo por ser vecino.

A través de ella es capaz de adentrarse en los miedos y curiosidades del ser humano, la gran pregunta sobre la existencia frente al todopoderoso universo, visto este desde el mundo microscópico y tomando el cuerpo como contenedor universal y magnífico, una auténtica lección de anatomía, biología, a través de una aventura llena de sobresaltos.

Capaz de resaltar la maravilla de la existencia de la vida, el contraste entre la fragilidad que la puede destruir en un segundo y la capacidad brutal para resistir y sobrevivir. Y sobre todo la curiosidad, la imaginación del ser humano como motor de búsqueda tanto hacia el exterior como hacia el interior.



 

LA GENTE DEL ABISMO, Jack London (1903)

Avances tecnológicos sin fin, medicina, satélites que analizan cualquier partícula en cualquier planeta lejano. Logros increíbles en la comunicación con móviles de última generación. Ordenadores capaces de cualquier cosa, coches, aviones, etc. Y sin embargo todo sigue igual…

El autor muestra una obra periodística de rabia intentado no dejarse llevar por las emociones en el submundo industrial de principio del siglo XX en Inglaterra, donde una vez más, lo que mal llamamos humanidad, queda relegado a la última de las prioridades. Relatos desgarradores de la miseria desde dentro de la miseria. Los nadies.

Historia que se repite una y otra vez, da igual sea un slum del 1902 que un refugiado sirio, que un genocidio en los Balcanes, Ruanda, Guatemala, guerras mundiales, etc., que un desahucio en España en 2017, que un salario que no llega a para vivir decentemente. La Historia se repite, incluso el asistencialismo social sigue siendo la misma historia.

En palabras del  autor: “Si esto es lo mejor que la civilización puede hacer por la humanidad, es preferible el salvajismo feroz y aullante. Mucho mejor ser un pueblo de la selva y del desierto, de la caverna y de la choza, que ser un pueblo de la máquina y del abismo.”




PARENTESCO, Alba González Sanz (2010)

Cuando los recuerdos te hienden en las carnes, marcan tu pasado, tu presente y tu futuro. Cuando en los recuerdos viven aquellos que estaban cerca, que están cerca, los lugares con sus dolores y sus injusticias. Cuando los recuerdos te sirven para denunciar un mundo moderno donde lo aséptico no consigue suplir los sentimientos.

Lectura pausada con sentido y sentimiento que muestra las entrañas y las extrañezas ante la vida y ante el mundo que vino y que tiene que venir.



LOS DETECTIVES SALVAJES, Roberto Bolaño (1988)

Lectura divertida por su complicación y complejidad en todos los aspectos, en la que podremos encontrar a través de la intriga como motor, la tragedia, humor sarcástico, el amor, sexo, crítica social y política, cuentos, referencias literarias sin fin, etc.

Un todo enmarcado y enmascarado en un relato biográfico tanto en lo personal, como en la referencia literaria del “real visceralismo” (volarle la tapa de los sesos a la cultura oficial) que dan cualidad y cantidad a una forma de literatura, y a un estilo de vida real.

Contada a través de una maraña de personajes tanto reales como imaginarios, de muchos y variados países, culturas, ubicados en otros tantos lejanos y cercanos lugares, alrededor de dos personajes principales. Historia en tres partes bien diferencias, a modo de extraño diario, como fragmentos discontinuos independientes, que incluso a veces cobran importancia inusitada, cobran vida fuera del libro, pero que cuentan una única historia mezcla de intriga, literatura dentro de literatura y exploración de los sentidos y sentimientos.

La aventura de una vida en busca de ese algo que la hace vida, aunque pueda tener la tragedia como fin. 




TEREZA BATISTA CANSADA DE GUERRA, Jorge Amado (1973)

Fantástico relato protagonizado por una heroína de las de verdad, de esas que encarnan la lucha por la vida, por el amor, por la supervivencia cotidiana a pesar de sufrir auténticas barbaridades en sus carnes, que a pesar todos los infortunios de la vida sigue luchando, una de esas mujeres que han existido siempre y siguen existiendo pero que nunca tienen su reconocimiento en la historia.

Narra la vida de la protagonista  y sus desiguales etapas, desde varios puntos de vista diferentes, desde varios personajes, que, con la mezcla de literatura de alto nivel con la narración popular,  conjugando el realismo mágico de historias, anécdotas populares, relatos de  mezclas de religiones afro brasileñas, integrado en el estudio del Brasil de la época y de la condición humana más concienzudo que un antropólogo  puede hacer.

Historia de una tragedia continua de principio a fin, pero contada con grandes, buenas y necesarias, dosis de humor, con momentos realmente hermosos; que rebosa poesía a cada párrafo, con toda la carga a la crítica social.

Lectura brutal de la más hermosa de las heroínas.




MENSAJES DE TEXTO Y OTROS MENSAJES, Ape Rotoma (2014)

Poemario de cotidianeidad brutal,  sincera, franca, simplemente cotidiana. Desencanto por la vida, pereza ante la existencia. El héroe anti bohemio, si es que todavía existen los estúpidos bohemios, todo ello mezclado con golpes de conciencia de vida, conciencia política, melancolía, dolor de los de adentro.

Con un lenguaje duro, de la calle, sin remilgos ni miedos a utilizar palabras que puedan asustar, ni por su tono, ni su concepto, ni su contexto. Mezclando sus miedos cotidianos, sus mierdas, puntea optimismo, lucha, aunque intente ocultarlo desparramando llenas de soledad y desgarro, cotidiano, eso sí.





TODO SE DESMORONA, Chinua Achebe (1957)

Gratísima sorpresa que llega a mis manos a través del que es antropólogo o a través de la que empatiza, es decir de quien intenta mirar al otro a través de los ojos del otro. Qué bueno poder leer África desde la mirada africana.

Historia que narra sin paliativos la tragedia personal, la familiar, la de un pueblo, la de todo un continente, la tragedia del ser humano en este mundo.

Sorprende la sencillez con que se describe la vida de un hombre a través de su vida, y con ello toda su forma de vida, costumbres, creencias, todos esos paisajes a través de la mirada cotidiana que te llevan a esa parte de África. Te convierte en ese viajero que deja de serlo para ser parte de esa historia. Una tragedia que describe los miedos del ser humano, la lucha que hay que hacer contra esos miedos personales y colectivos y como lamentablemente resulta inútil en el curso de los acontecimientos.




EL OJO DE DIOS, David Luna (2016)

El ojo de dios, libro de ciencia ficción que se acerca sin miramientos a la realidad humana.
Enmarcado en un planeta conquistado, con la sombra extraterrestre de fondo, donde nada es lo que parece, no duda el autor en adentrarse en el submundo de la condición humana, en los miedos que albergamos de cualquier condición o de todas ellas, tanto a nivel personal como a nivel global con su desidia y tiranía compartida, que no acepta ni por supuesto piensa en consecuencias. Donde valores de supuesta humanidad pierden su sentido cuando uno de ellos,el económico, se sitúa muy por encima de todos los demás, haciendo que el ser humano pase a ser tratado simplemente como carne humana ya sin dignidad.

Relatado con una fórmula clara y concisa en una trama sin prisas pero sin pausas, que envuelto en una atmósfera agobiante es capaz de alternar tensión e intriga con una comparativa crítica al sistema actual, dejando al descubierto las esperanzas y sobre todo lo peor de ambos mundos.


El ojo que todo lo ve, el ojo de dios, que acaba creyéndose el dios que todo lo decide.





LABERINTO TENNEN, David Luna (2016)
Los sueños, a caballo entre realidad y ficción. ¿Quién no se ha quedado aunque sea ligeramente turbado ante sueños premonitorios, sueños del pasado, o sueños despierto de futuro? El sueño como laberinto entre realidad, deseo y miedos.

Sencillo, directo, rotundo y marcado en todas sus facetas, tanto en estilo, trama, personajes, personalidades y contexto, que atrapa al lector en una lectura trepidante in crescendo hasta el desenlace final. Lenguaje rápido y sencillo, personajes como superhéroes marcados claramente en el lado del bien o el mal. La eterna lucha, el yin y el yang, como fórmula básica de filosofía de vida, con claras referencias a las atrocidades de la humanidad en el pasado(inquisición), el siempre denostado control por el poder, que siguen presentes y lo seguirán siendo en el futuro.


Intriga anticipada, atrayente y sin tapujos en un contexto futurista anti tecnológico con dos vertientes, la tecnología, asociada al mal, perniciosa como causante de la destrucción de la civilización y el desarrollo de control y habilidades mentales increíbles (fundamental en la novela) sustituto obligado de la tecnología. Y como no el amor, la amistad y la fidelidad por encima de todo, tan poderoso… como motor del cambio la justicia y el bien.


Laberinto de sentidos, sentimientos, deseos de justicia, sueños y futuros lejanos que a veces le retrotrae a uno a las sensaciones de cuando pre adolescente leía a Julio Verne.


No hay comentarios :